Diario Digital de Negocios en Turismo
MERCADO GLOBAL | 26/03/2013

La nueva estrategia de turismo nacional de China hará que aumente el turismo emisor

Compartir |


El Marco para el turismo y el ocio nacionales (2013-2020), recientemente publicado por el Gobierno de China, sienta las bases para la redefinición del desarrollo y la gestión del turismo en el país e imprime un firme apoyo al turismo emisor, además de hacer hincapié en una mayor distribución de los beneficios económicos, socioculturales y medioambientales del turismo.

El Marco para el turismo y el ocio nacionales (2013-2020), publicado por el Consejo de Estado de China, se centra en promover que se tomen los días de vacaciones anuales remuneradas y se impulse el desarrollo saludable del sector turístico de China, garantizando en particular la coordinación de diferentes sectores.

Si bien anteriormente los patrones culturales impedían que muchas personas en China se tomaran sus vacaciones anuales, el Marco, que refuerza la normativa existente sobre vacaciones anuales remuneradas para los empleados, alienta a los organismos gubernamentales, las organizaciones sociales, las empresas y las instituciones públicas a promover el uso de los días de vacaciones, dando además a los trabajadores chinos mayor libertad y flexibilidad en cuanto a los lugares y las fechas de sus viajes.

«El éxito en la implantación de la nueva estrategia china de turismo nacional impulsará sin duda el turismo interno y emisor de China y nos congratulamos especialmente de la decisión de promover los viajes en distintas épocas del año», manifestó el Secretario General de la OMT, Taleb Rifai. «Este documento insta a diversos sectores a considerar estratégicamente sus actuaciones con miras al desarrollo del turismo; es una prueba más de que China es plenamente consciente de que el crecimiento del turismo sostenible requiere políticas transversales a escala nacional», agregó.

El Marco, defendido durante mucho tiempo por la Administración Nacional de Turismo de China, llega cuatro años después de que el sector turístico de China fuera reconocido como uno de los «pilares» de los servicios modernos y uno de los más importantes sectores desde el punto de vista social y económico en la agenda del Gobierno.