DESTINOS EUROPEOS | 10/04/2013

Destino con gusto, aroma e historia Checa en el Panamericano

Compartir |


En el hotel Panamericano de la ciudad de Buenos Aires tuvo lugar del 4 al 6 de abril el “Festival Gastronómico de la República Checa“ conjuntamente con Embajada de República Checa en Argentina, la Oficina de Turismo de la República Checa – CzechTourism y Vinotecas CheWine.



En días pasados República Checa desarrolló un evento especial en el centro de la ciudad de Buenos Aires.

La Oficina de Turismo de la República Checa – CzechTourism realizó un seminario informativo en el que presentó los diferentes atractivos ante la mirada de numerosos agentes de viajes y operadores.

Petr Lutter, director y representante para América Latina de la Oficina de Turismo del país europeo, comenzó mencionando el cambio de imágen a través del logo y un video promocional del 2013. Posteriormente desarrolló la ubicación geográfica del destino y datos básicos que necesita conocer el turísta. Además se  informó sobre sus principales productos y destinos turísticos como lo son: Praga y sus distintas facetas, continuando con las ciudades encantadas como Karlovy Vary, ?eský Krumlov, Telc y Kutná Hora, estando inscriptas las tres últimas en la Lista de Patrimonio Cultural de la UNESCO. El país posee inumerables lugares de fe nombrandose la Iglesia de San Juan Nepomuceno – Zelena Hora (UNESCO)  a 150 km (2,5 hs), el antiguo hospital Kuks a 135 km, la ciudad de Mikulov a 250 km y la ciudad de Olomouc (UNESCO) a 300 km.

También son conocidos en toda Europa los castillo y palacios por sus variados y diferentes estilos arquitectónicos como son el castillo de Karlštejn a 40 km de Praga, el palacio de Litomyšl (UNESCO), el castillo Pernštejn y el palacio Jarom??ice ambos a 200 km y Lednice – Valtice (UNESCO) a 255 km al sur.

La oferta cultural de exposiciones de arte, música clásica, rock/ pop y jazz, se suman a las celebraciones regionales históricas y folclóricas como la Cabalgata de Reyes en Vl?nov; Fiestas de Plata, Kutná Hora o Fiesta de la Rosa de 5 petalos, ?eský Krumlov.

Por último, se dió a conocer la gastronomía checa y sus peculiares costumbres para tentarlos a la cena degustación posterior que se llevo a cabo en el restaurante La Luciérnaga del hotel , donde se continuó disfrutando de una jornada  en completa armonia y amistad a través de las melodias del pianista.