ATRACTIVOS EUROPEOS | 09/04/2013

Paseo por la Francia de los parques naturales

Compartir |


Francia cuenta con nada menos que 48 parques naturales regionales. Estos grandes espacios rurales, que agrupan a varios municipios contiguos, ocupan en total 7 millones de hectáreas, lo que representa el 15% del país. Cada uno de estos territorios posee su propia identidad, constituida por un patrimonio natural y cultural común. Los parques naturales regionales pretenden preservar sus riquezas naturales, sus técnicas y sus tradiciones mediante un desarrollo respetuoso con el equilibrio ecológico.



Los parques naturales regionales reúnen una gran variedad de paisajes, que suponen otros tantos hábitats naturales para los animales. En ellos se encuentran especies representativas como el halcón peregrino, el lince, la grulla o la foca común. El turismo en estos parques favorece por tanto los planteamientos sostenibles, que son un sinónimo de encuentros humanos, emociones y desconexión. La guía France-Voyage.com le invita a descubrir todos estos parques en línea. A modo de ejemplo, podemos encontrar los parques naturales regionales de Camarga, Chartreuse, Luberon, Perche, Alto Jura, Verdon, los Volcanes de Auvernia y muchos otros. En estos parques hay una gran oferta de actividades para conocer y comprender mejor la fauna y la flora. Además de la infinidad de senderos señalizados, los ríos, los torrentes, las gargantas y las cascadas ofrecen magníficas condiciones para practicar el piragüismo y el barranquismo. Las zonas montañosas también ofrecen la posibilidad de practicar la escalada o el alpinismo.

Los parques nacionales, espacios protegidos privilegiados

Los parques nacionales se distinguen de los parques naturales regionales por sus excepcionales riquezas naturales y por la aplicación de unas reglas muy estrictas de protección de la fauna y de la flora. Son mucho menos extensos: tan solo hay 10 y solo representan el 0,50% del territorio francés. La guía France-Voyage.com invita por ejemplo a descubrir los parques nacionales de Vanoise, Pirineos, Cevenas, Écrins y Mercantour. Estos parques son lugares únicos para encontrarse con una naturaleza excepcional a través de circuitos pedestres, senderos de interpretación o sitios de observación ornitológica.