Diario Digital de Negocios en Turismo
AEROPUERTOS | 05/04/2013

Nuevas conexiones más ágiles en el aeropuerto de París-Charles de Gaulle

Compartir |


Los pasajeros en tránsito de las terminales 2E y 2F ahora podrán aprovechar las ventajas de las nuevas conexiones directas, más simples y rápidas a las salas de embarque.

"Las nuevas rutas de conexión del aeropuerto de París-Charles de Gaulle consolidan el potencial competitivo del punto neurálgico de las redes de transporte en Europa. Aéroports de Paris ha invertido casi 100 millones de euros en este proyecto. Esta nueva estructura posibilitará que casi diez mil pasajeros, que se trasladan diariamente a otros destinos a través de París-Charles de Gaulle, ahorren tiempo y, fundamentalmente, disfruten de una conexión más ágil.", comentó Franck Goldnadel, director ejecutivo del Aeropuerto de París-Charles de Gaulle.

Todos los pasajeros en tránsito de las Terminales 2E y 2F (provenientes tanto de un país miembro del Acuerdo de Schengen como de otras regiones) podrán seguir las nuevas sendas peatonales que conducen directamente a la nueva puerta de embarque, sin tener que atravesar las áreas públicas.

Asimismo, los pasajeros provenientes de un país del Acuerdo de Schengen con destino a un punto internacional no deberán volver a someterse a nuevos controles de seguridad. De este modo, podrán ahorrar 10 minutos en su paso por el aeropuerto, en relación con la demora del trayecto anterior.

¿Cómo funciona?
Tomemos el ejemplo de un pasajero proveniente de Lisboa con destino a Shangai a través del Aeropuerto de París-Charles de Gaulle.
El pasajero atraviesa los puntos de control en Lisboa y llega a la Terminal 2F (terminal para los países del Acuerdo de Schengen). Desde la Terminal 2F, recorre el sendero peatonal directo a la Terminal 2E (terminal internacional). Ya no tiene que atravesar los sectores públicos y someterse a nuevos controles de seguridad.

Este sistema marca la culminación de la transformación sustancial del Aeropuerto de París-Charles de Gaulle, que comenzó en 2012 con la inauguración de la Sala M en junio, seguida por la locación de vuelos controlados por Air France y sus socios de Skyteam en las Terminales E y F en octubre.