06/02/2018

Adiós al distinguido director de escena argentino-español Gustavo Tambascio

Compartir |


Tambascio integraba la temporada lírica 2018 con la dirección escénica de Peleas y Melisande. El Teatro Colón lamenta profundamente el fallecimiento ocurrido el sábado 3 de febrero de Gustavo Tambascio (1948 – 2018), director de escena, gestor cultural, a la par que escritor, dramaturgo y docente, nacido en Argentina y con nacionalidad española.

 Tambascio integraba la temporada lírica 2018 de el Teatro Colón en su rol de director de escena de la ópera “Peleas y Melisande” de Claude Debussy bajo la dirección musical del maestro Enrique Arturo Diemecke a estrenarse el viernes 31 de agosto a las 20:00 horas.

Gustavo Tambascio desarrolló las primeras etapas de su carrera en distintos países del continente americano, antes de establecerse en Madrid, en 1988. Como director de escena, estuvo especializado tanto en teatro de texto como en ópera y teatro musical, con más de un centenar de espectáculos en su haber. 

En el terreno operístico contemporáneo trabajó en Dulcinea de Mauricio Sotelo (Teatro Real, Liceo de Barcelona, Maestranza de Sevilla), Hangman, hangman y The Town of Greed, de Leonardo Balada (Teatro de La Zarzuela, Liceo de Barcelona), La Hacienda de Pompeyo Camps (Teatro Colón), La madre invita a Comer, de Luis de Pablo (Teatro de La Zarzuela), Tarde de Poetas, de Luis de Pablo (Teatro Arriaga, Bilbao), Segismundo, de Tomás Marco (Festival de Almagro, Teatro Albéniz, Madrid, Maestranza, Sevilla), Colloquio col Tango y Lord Byron’s Love Letter de Raffaello de Banfield (Caracas). Y dentro del repertorio más tradicional en Dido y Eneas, de Purcell (Caracas), Norma (Teatro Romano de Mérida, Veranos de Madrid) y La sonnambula de Bellini (co-dirigida con José Ignacio Cabrujas), Salomé de Strauss (Teatro de La Zarzuela, Teatro Tchaicovsky de Perm y Teatro Stanislavsky de Moscú), Don Giovanni (Madrid, Córdoba, Oviedo), Cosí fan tutte (Avilés, Gijón, Vitoriay Alicante), La Italiana en Argel de Rossini (Jerez, Córdoba), Lulú, Iphigenie en Tauride, Trovatore y Falstaff. 

En 2010 estrenó en los Teatros del Canal de Madrid su pieza Frankenstein, según la obra de Mary Shelley, vista luego en Nápoles, con extraordinaria repercusión de la crítica italiana y regresó tras 23 años a su país de origen, para presentar Julio César de Haendel en el Teatro Argentino de La Plata, en una puesta que generó un importante debate estético y político en la prensa rioplatense. En 2012 estrenó Lulu de Alban Berg en Manaos, que fue distinguida con el Premio Concerto de la crítica brasileña a la mejor producción vista en Brasil en ese año. 

En fechas más recientes estrenó su obra Farinelli en los Teatros del Canal, regresó al teatro de La Zarzuela para La guerra de los gigantes y El imposible mayor, en amor le vence Amor de Durón, con la Cappella Mediterránea, y al Teatro Real para El emperador de la Atlántida de Viktor Ullman, precedida por el melodrama Canción de Amor y muerte del Corneta Cristobal Rilke, también de Ullman. Luego dirigió la que sería la última gran producción escénica de Alberto Zedda: Falstaff, en La Coruña, con Bryn Terfel y un nutrido elenco de figuras internacionales. En 2017 firmó la puesta de Trovatore en el teatro Calderón de Valladolid y dirigió el monólogo de Copi, Le Frigo, en los Teatros del Canal. El 24 de junio estrenó con la Shakespeare Dallas la obra en inglés Quixote! de Octavio Solís, proyecto que obtuvo el prestigioso TACA Award, y que recibió los más entusiastas elogios de la crítica teatral estadounidense. 

Sus restos fueron velados en el tanatorio de San Isidro y cremado en El Escorial. 

Próximamente, el Teatro Colón dará a conocer quién llevará a cargo la realización escénica de la ópera “Peleas y Melisande”.