Diario Digital de Negocios en Turismo
RENTADORAS DE AUTOS | 14/12/2017

Los imperdibles de Río de Janeiro

Compartir |


La riqueza natural de la ciudad brasileña no sólo se destaca para los visitantes nacionales y extranjeros que la visitan cada año. Además de su imponente paisaje de mar y montañas, Río de Janeiro tiene innumerables circuitos turísticos que la engrandecen todavía más.

El Cristo Redentor del Corcovado es el símbolo turístico por excelencia de la ciudad. El gigante de 30 metros de altura y 1200 toneladas de peso es desde 2007 una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno, además de ser la escultura Art Decó más famosa del planeta.
 
El cerro Pan de Azúcar es un morro que se ubica a la entrada de la Bahía de Guanabara y otro de los símbolos emblemáticos de la ciudad. Su estructura se compone de un impactante pico de granito sin vegetación que se alza sobre el mar y tiene una altura de 396 metros.
 
La Catedral Metropolitana de San Sebastián de Río de Janeiro sorprende por su monumental construcción en forma piramidal cónica con inspiradores vitrales que la convierten en un edificio católico único.
 
Otro de las impactantes estructuras edilicias de la ciudad es el estadio Maracaná, que en la actualidad puede albergar a unos 130.000 espectadores. 
 
Todos estos destinos se pueden conocer a través de los tours o excursiones propuestas en la zona céntrica de la ciudad, o bien, por medio de agencias de alquiler de vehículos, como la empresa Alamo, que dispone de una gran variedad de autos para recorrer los distintos puntos turísticos mencionados.