Diario Digital de Negocios en Turismo
AEROLINEAS | 12/12/2017

El mercado argentino está comenzando a vivir la "Revolución de los Aviones"

Compartir |


El escenario aerocomercial latinoamericano parece estar en su fase de despegue. Según la la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) para 2018 se espera que en Latinoamérica las aerolíneas generen una ganancia neta de U$S 900 millones, frente a los U$S 700 millones d

También que la demanda de pasajeros crezca un 8,0 por ciento el año que viene. Este dato recae muy especialmente en el mercado argentino que está comenzando a vivir la llamada “Revolución de los Aviones”.
 
Hace justo un año se realizó la primera Audiencia Pública para solicitar rutas aéreas, luego de 11 años de no llamarse a ninguna. En esa instancia fueron cinco las aerolíneas que pidieron operar rutas dentro y fuera del país. Entre las solicitantes se encontraban: FlyBondi, American Jet, Avianca Argentina (en ese momento se presentó como Avian), Alas del Sur y Andes Líneas Aéreas (que después de 10 años de operar pudo finalmente ampliar sus destinos de vuelos regulares).
 
Según el Código Aeronáutico, para que estas aerolíneas puedan operar en el país, deben tener aviones con la patente local, además de radicar sus instalaciones en Argentina y con personal también argentino.
 
Andes Líneas Aéreas es quizás una de las empresas que rápidamente pudo ver los resultados yendo fue a la Audiencia Pública con muchas cartas a favor: por un lado, su capacidad operativa y técnica (uno de los requisitos para el otorgamiento de rutas) ya tenía una década de su puesta en marcha, además, la confianza con los gremios aeronáuticos estaba consolidada, algo que no sucedió con el resto de los participantes.
 
Según informan desde la compañía, Andes pasó de transportar 600 pasajeros por día a más de cuatro mil. Por otro lado, su flota se incrementó ya que pasaron de cuatro aviones a un total de nueve que se terminan de incorporar a fin de año; de 14 mil butacas ofertadas mensualmente a 80 mil. Por otro lado, en el share nacional, andes creció del 1,8 al 7 por ciento y además duplicó la contratación de recursos humanos.
 
Hoy, la empresa ocupa el siete por ciento del share aerocomercial de Argentina y presenta una oferta mensual de 80 mil plazas disponibles entre los destinos de Salta, Jujuy, Termas de Río Hondo, Córdoba, Mendoza, Bariloche, Iguazú y Puerto Madryn; con partidas y arribos desde el Aeroparque Internacional Jorge Newbery. Para el verano volverá a funcionar la ruta Buenos Aires-Mar del Plata y se incorporará Buenos Aires-Punta del Este.
 
En lo que refiere a Alas del Sur y American Jet, se desconoce la fecha en la que operarán las rutas acordadas. En el caso de Alas del Sur, esperan contar con una flota mixta (Airbus- Boeing) de 23 aviones que se completarán desde el 2018 al 2022 y en su sitio solicitan personal idóneo para completar su staff. El caso de la segunda empresa, que ya opera en el país hace 30 años como taxi aéreo, se encuentra en fase de reclutamiento de personal para la futura expansión de rutas, tal como lo indican en su página web.
 
Un avión llamado Nelson
 
FlyBondi llegó a la audiencia como un perfecto desconocido. A su mando se presentó el suizo Julián Cook, quien ya había tenido una experiencia en su país con la aerolínea FlyBaboo. El proyecto parecía ambicioso: pidió nada más y nada menos que 99 rutas de cabotaje e internacionales (le fueron otorgadas 88). Su base económica partió de los 6 mil dólares, algo que de inmediato hizo ruido, aunque más tarde se supo que sus inversores son Cartesian Capital Group LLC, Yamasa Co. Limited y los ex-ejecutivos Michael Cawley (Ryanair) y Michael Powell (Wizz Air) figuran como accionistas. Hasta hace algunos meses, todo lo que pasaba alrededor de la empresa era una verdadera incógnita ya que ni siquiera tenía aviones en leasing, pero prometían ser la primera aerolínea low cost del país, prometiendo pasajes a precios bajos. Todo empezó a cambiar cuando comenzaron a convocar personal y un tiempo después, anunciaron la adquisición de su primer B 737-800. Este estuvo en Singapur en donde recibió sus últimos retoques y finalmente la semana pasada fue presentado en sociedad y bautizado como “Nelson”, haciendo alusión al labrador negro que tiene como mascota el CEO de la compañía.
 
“Estamos muy felices de poder ir demostrando con hechos que nuestra apuesta con Argentina es fuerte y que ya nos une un gran compromiso. Fue un desafío comenzar a hacer realidad este sueño. La llegada al país del primer avión Flybondi significa un paso firme en nuestra misión de establecer la primera compañía Low Cost en Argentina”, declaró Cook.
 
Se prevé que la aerolínea va a comenzar a emitir boletos una vez que sean autorizados por ANAC, por lo que se estima que será dentro de dos semanas. Durante el 2018 arribarían 10 nuevas aeronaves y, según estimaciones de la empresa, se necesita un equipo de 36 personas que cubra todos los turnos. Por ello, los colaboradores de la compañía superarán las 200 personas en 2017, las 500 en 2018, incrementándose a más de 1500 personas en 2021.
 
Avianca Argentina (presentada como Avian S.A. para diferenciarse de la empresa de capitales colombianos), también fue anunciada con bombos y platillos en la Audiencia Pública. Tenía por objetivo comenzar a operar en el mes de julio, con un ATR 72-600 ya adquirido, pero una denuncia por presunto conflicto de interés ahogó todos los planes. La misma se había efectuado luego de que la empresa de la que Germán Efromovich es socio mayoritario, ingresó al mercado por la compra de Macair, el taxi aéreo que le pertenecía a la familia Macri.
 
Más adelante, tanto la sindicatura General de la Nación (SIGEN), como la Oficina Anticorrupción (OA) determinaron que no había conflictos relacionados a este negocio.
 
El 21 de noviembre finalmente Avianca Argentina comenzó a operar y su primera ruta fue Buenos Aires-Mar del Plata; días más tarde se inauguró el trayecto Buenos Aires-Rosario. Otro detalle a destacar es que en la segunda Audiencia que se efectuó en el mes de septiembre, la aerolínea solicitó más rutas, pero esta vez con base en Tucumán, por lo que si se llega a concretar, la provincia tiene posibilidades de sumarse como un nuevo hub para la Argentina.
 
Norwegian Air Argentina solicitó 155 rutas en la última audiencia (les otorgaron 153) entre vuelos domésticos e internacionales. La compañía prevé una inversión de más de US$ 4300 millones para expandirse en el país durante los próximos 10 años. Inicialmente, según la empresa, tendrán seis B737-800 hasta finalizar el 2018 con 12. Además, se lanzó una convocatoria para contratar 300 pilotos y 800 tripulantes de cabina dentro de los primeros 12 a 14 meses de operación en el país. La gran novedad, es que se estima que el 14 de febrero de 2018, es el día elegido para inaugurar la ruta Londres-Buenos Aires que será operado a través de la subsidiaria de Norwegian Air Shuttle.
 
En el mes de julio se dio a conocer que el Aeroparque Jorge Newbery dejará de recibir vuelos regionales y se dedicará exclusivamente a vuelos de cabotaje y a Uruguay a partir del 2018. Esta modificación se va a realizar en dos etapas, para que las aerolíneas puedan llevar adelante la reorganización de sus operaciones y del espacio aéreo hacia el año 2019. La intención de esta modificación tiene que ver con darle espacio a las nuevas compañías que comenzarán a realizar rutas al interior del país…