ENCUENTRO | 27/11/2017

La vitivinicultura del noroeste argentino se presentó con éxito en Evinor

Compartir |


La vitivinicultura del noroeste argentino se presentó con éxito en Evinor
Lo mejor de la vitivinicultura del noroeste argentino se presentó con éxito en la Décimo Primera edición de EVINOR, que tuvo a Chilecito como centro del trabajo de un excelso jurado de trayectoria nacional y extranjera que evaluó, este 2017, unas setenta muestras en una cata a ciegas.

Cada año, Evinor convoca el interés de propios y extraños al mundo de la vitivinicultura con una excelencia organizativa que demuestra en cada edición la superación a cualquier detalle y, a tono del protocolo y ceremonial que merece el Vino como Alimento Saludable y Bebida Nacional, concepto que tanto profesionales como jurados destacan “siempre se debe beber con moderación”.
 
Respecto a ello, el Ing Mario Hernán González recordó que este evento “se ha convertido en uno de los más importantes de la vitivinicultura del país, nacido del Centro de Desarrollo Vitícola junto con la Cámara Riojana de Productores agropecuarios, Consejo de Enólogos, y de allí las instituciones que se fueron sumando como la Cámara de Bodegueros, el sector público que hace tres años nos acompaña firmemente en la parte organizativa”.
 
Asimismo, destacó que “el CFI viene apostando al Evinor hace unos años, permitiéndonos que este evento vaya tomando trascendencia y vamos logrando nuestro objetivo que es posicionar la vitivinicultura de la zona como región de alta calidad de vinos, y esto se va logrando, porque año a año se va mejorando la calidad de los vinos, posesionando cada vez más a nuestra región y a nuestra provincia dentro de los vinos del país y del el mundo”.
 
González resaltó también que la evaluación de los vinos comercializados en el año, reglamentación que se ha modificado desde el año pasado, permite encontrarnos con los productores de la región,  grandes y pequeños productores, por lo que dijo que “Evinor ha tomado un gran prestigio, se hizo conocido a nivel nacionalque era también un objetivo marcado, pero el interés fundamental fue que se conozca los vinos, por eso desde el año pasado se ha tomado la decisión que no sea una evaluación solamente de la cosecha, sino una evaluación de los vinos comercializados para que todo el público y la prensa pueda ver las marcas, también se ha sumado junto con el Gobierno de la Provincia a los pequeños productores de vinos caseros y artesanales de la zona”.
 
Cabe destacar que para ésta XI Edición se presentaron alrededor de 50 muestras para la preselección, lo que significa un compromiso y respuesta de “productores,  elaboradores, y del público en general que también participa”, donde La Riojana Cooperativa Ltda, Chico Sossi de Tucuman, Valle de La Puerta SA y Dildrome SA de la Familia Caruso (Mac Wagen-CET), corolaron con éxito sus presentaciones en esta edición, llevándose la distinción y reconocimiento del Jurado interviniente. 
 
 
 
 
 
EVALUACIÓN DE LOS MEJORES VINOS: Durante dos jornadas, el jurado convocado por la Comisión Organizadora presidida por el Ing. Mario Hernán González, titular de la Cámara Riojana de Productores Agropecuarios, degustó a ciegas las muestras presentadas a evaluación donde el Torrontés Riojano, Bonarda y Malbec demostraron una vez más la excelencia de su cepa y el invalorable trabajo desde el inicio del cultivo, así como la impronta de los hacederos desde cada bodega.
 
De ésta manera Claudia Quini, Graciela Reta, Jorge Ruitti, Jorge Nazrala, Rosy Braile, Estela Jaime, Mauricio Lorca y Alberto Castro, tuvieron la responsabilidad de esta evaluación que lleva once años al servicio de promover y posicionar la labor productiva de bodegas de las provincias de Catamarca, Tucumán, Salta, Jujuy, Córdoba y La Rioja,  en las instalaciones del INV Delegación local y el Club Deportivo Cultural de la Perla del Oeste, donde además se promocionó las mejores postales paisajísticas de la Ruta del Torrontés Riojano.
 
Quini, hoy autoridad del Instituto de Vitivinicultura Argentina y de la Organización Internacional dela Viña y el Vino, valoró el profesionalismo del accionar del Jurado que año a año eleva las exigencias de evaluación, mientras que reveló que durante este proceso de puntuación se tuvo en cuenta el “cómo pensó el hacedor del vino el resultado del mismo, comprensión de los resultados a los que llegó y las expresiones ya en la copa”.
 
Jorge Nazhrala, profesor de la Universidad de Cuyo ratificó por su parte “la excelencia en la calidad de los vinos presentados, lo cual ha sido gratificante ya que superaron con comodidad más de 90 puntos”, haciendo alusión además a la calidad suprema del Torrontés Riojano como cepa insignia, como así también Bonarda y Malbec con algunos cortes.
 
Sin lugar a dudas la vitivinicultura avanza a medida que los nuevos mercados exigen calidad suprema, y nuestros representantes bajo diferentes nominaciones de origen presumen con certeza estar a la altura de los paladares más exigentes, demostrando que este Evinor 2017 sentó un nuevo precedente de prestigio para diferentes varietales.
 
EMBAJADORES PRODUCTIVOS: En el noroeste argentino, y especialmente en La Rioja, un verdadero culto define al elixir proveniente del proceso vitivinícola, donde en cada bodega encontrarán la magia de un relato desde el origen mismo de la tierra. Un hermético mundo lleno de complejidades y saberes, acumulados desde la época en que las ánforas de Julio César estaban siempre llenas de vino. Aromas, texturas y diferentes cepas definen a la Región y nuestra provincia entre los mejores exponentes del mercado. 
 
La Ruta del Vino Riojano es un recorrido por  el interior de la provincia, dónde el enoturismo enlaza producción, arquitectura, paisajes y riqueza cultural, verdadero patrimonio para mostrar al país y al mundo, en Argentina Tierra de Vinos.
Embajadores productivos, los vinos riojanos se aseguraron con el paso de los años un distinguido nombre entre las mejores bebidas exportables, trayectoria que les ha merecido premios internacionales y que los posiciona por sus cualidades distintivas en un mercado cada vez más exigente para un vino de precisión.
 
La excelencia de los vinos riojanos encuentra explicación en su origen caracterizado por la combinación de bondades climáticas, suelo y relieve. Pero además de las particularidades naturales y los factores geográficos, el éxito viñero conlleva también una acertada mutación genética, lo que en conjunto ha dado lugar a variedades de uvas merecedoras de reconocimiento internacional destacándose el Torrontés Riojano, su inconfundible tonalidad blanca dorada y su intenso aroma frutal.
 
Un recorrido por la historia y el presente de estas producciones que han ganado fama y se convirtieron en los mejores embajadores del orgullo productivo riojano. La calidad de los productos hace hoy que posean Identificación Geográfica,  que certifican no sólo su origen sino también su exquisita calidad. 
 
Al promediar la segunda jornada deEvinor, casi 500 personas se reunieron junto a autoridades, jurado, empresarios, bodegueros, invitados especiales y público para conocer, mediante una cata guiada, a los mejores once representantes ya no ignotos sino con sus etiquetas y procedencia, mientras estudiantes de la carrera de Sommelier de la Universidad Nacional de Chilecito ingresaban para servir uno a uno los que, luego, recibirían las distinciones al promediar la noche de gala que además presumió de todo detalle organizativo.
 
La Riojana Cooperativa Ltda, Chico Sossi , Valle de La Puerta SA y Dildrome SA de la Familia Caruso (Mac Wagen-CET), corolaron con éxito sus presentaciones en esta edición, llevándose la distinción y reconocimiento del Jurado interviniente. 
 
En sus alocuciones, los diferentes oradores destacaron el desarrollo de los objetivos cumplidos, el trabajo conjunto entre los sectores público y privado, y el compromiso manifiesto del Consejo Federal de Inversiones, Gobierno de la Provincia, Municipio de Chilecito, Cámara de Bodegueros, Empresas Auspiciantes y Comisión Organizadora liderada por CARPA.
 
El Ministro de Planeamiento e Industria, celebró el éxito obtenido durante el desarrollo de Evinor en Chilecito y auguró que el trabajo que se realiza “para el posicionamiento de nuestros vinos es muy importe, mientras los sectores públicos y privado bregamos por dotarlos de sanidad y valor agregado, como así también la calidad que exigen los mercados nacionales e internacionales.
“Tenemos –recalcó- una enorme esperanza en la producción y cuando se unen las voluntades se obtienen grandes logros, por lo que bregamos trabajar en conjunto en pos de las economías regionales”.